Legal & Sport Asesores

Blog

El concurso de acreedores y el derecho deportivo

En septiembre de 2011 se aprueba en el Congreso de los Diputados la reforma de la ley concursal , en la cual dispone que los concursos de acreedores en las entidades deportivas , las cuales participen en alguna competición oficial, se aplicara la ley de situación concursal 38/2011 y sus normas, para una correcta legislación del deporte, aparte de que el reglamento de la competición aplique otra normativa reguladora a los clubes en dicha competición, el cumplimiento de la ley no exime que deban cumplir el reglamento de competición.

Aunque es el en el año 2004, cuando el primer equipo de fútbol se acogiera a la Ley Concursal, en concreto fue el club U.D. Las Palmas, que presentaba unos importantes problemas monetarios en esos momentos y deicidio acogerse a esta situación para intentar mantener la supervivencia del club, lo cual ha conseguido que muchos club se acogieran a esta situación y pudieran subsanar la mala situación económica tras la aplicación de la ley por parte de los jueces de lo mercantil, de buscar el principio de la ley, de mantener la supervivencia del club  y aplicarlo hasta que se consiguiera ese propósito.

El reglamento de la competición recoge que si un club tiene deudas con sus jugadores a 31 de julio, y el reglamento de la RFEF, y que no pueden registrar ni renovar licencias los clubes que estén en la ley concursal con deudas, los jueces se han acogido a la ley concursal y han tumbado los artículos 192 y 116.3 de la RFEF, y permitido a los clubes en situación concursal no descender de categoría y poder inscribir jugadores en la siguiente temporada, a  pesar de la situación mediática y las presiones por la asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y la propia Federación Española, porque los clubes que participan no cumplen las mismas condiciones que establece el reglamento de competición, teniendo ventajas competitivas los clubes que estén en situación concursal, no estando los clubes en igualdad de condiciones, que es el principio que caracteriza la Liga de Fútbol Profesional en sus bases y reglamento.

La queja de los clubes de fútbol, en este sentido es muy clara, ya que dirigentes de los clubes de fútbol ven que su situación económica es mala, y decide seguir invirtiendo en fichajes a pesar de que el club no puede hacer frente a esas deudas, el juez según la Ley Concursal puede sancionar al dirigente, y que este se haga cargo de las deudas del club con el propio patrimonio personal, porque todos los deudores que sepan de la insolvencia del club, deben en un máximo de dos meses solicitar la entrada en la ley concursal, ya que sino el juez podrá pedir al deudor responsabilidades personales.

Aunque los clubes se defienden, de que si ya tienen problemas económicos en la actualidad, y con la normativa de la Federación y el reglamento de la competición, los clubes debieran bajar de categoría , se le castigaría más económicamente en su actividad empresarial, ya que le supondría una merma en sus ingresos por televisión, taquilla, socios, patrocinios, ect, y lo que impide la ley concursal, es la desaparición de los clubes deportivos, porque con esta vía hubieran desaparecido muchos equipos, en cambio con la ley se han podido conseguir salvar a clubes con mucha historia dentro del deporte español.

Por último, y no menos importante, en el derecho prevalece y se garantiza que el principio de jerarquía de la norma, con lo cual , una ley Estatal como la Ley Concursal primara sobre unas leyes de rango inferior, como pueden ser las normas del reglamento de la competición, por lo cual, la ley Concursal derogará de la norma inferior, las contradicciones que no cumplan de la norma anterior, con lo cual , si la ley Concursal admite que el club no puede descender por entrar en situación concursal porque peligraría con esta situación su solvencia económica y su posible desaparición, entonces anula las normas que incumplan esta disposición de ley de la norma inferior.

A parte de la Ley Concursal, atribuye al juez la jurisdicción exclusiva y puede excluir normativa que considere que va en contra del patrimonio del deudor, por la salvaguardia de la empresa, con lo cual , no se puede alegar en contra del espíritu de la legislación concursal.

Podriamos analizar el caso del Elche, que fue el único equipo que ha perdido la máxima categoría de futbol profesional en la temporada , se acogió al concurso de acreedores en  marzo de 2016, pero el club tenia una deuda muy importante con Hacienda de casi 9 millones de euros, y los administradores del club ha sido reincidente en la temporada anterior, a parte de sus dirigentes falsearon datos en materia económica, y firmaron un aval sin garantías sobre la deuda contraída con Hacienda, que no presento al juez y que caducaba cuando se debía hacer el pago, aunque la jueza Inmaculada Gabarron no ha salvado la categoría al equipo ilicitano porque no se cumplen los parámetros de la Ley Concursal, porque no se relevo de su cargo al consejo de administración de sus funciones, ni se le suprimió , ni se dejo asumir las riendas al administrador concursal Carlos Pérez Pomares, que justifica que el club debió presentar el concurso de acreedores en la anterior temporada, para poder haber salvado la categoría en esta temporada.