Legal & Sport Asesores

Blog

Casos de derecho deportivo: traspaso de futbolistas o pago de cláusula

Finaliza la temporada, pero comienza el baile de fichajes entre los equipos profesionales, los que no han cumplido los objetivos deseados, intentar complementar su plantilla con nuevos futbolistas para mejorar los objetivos de la siguiente temporada, todo ello, mezclado con la necesidad de la prensa deportiva de generar noticias constantes sobre rumores de fichajes, debido al poco interés de los partidos de pretemporada.

Pero los clubes han visto que los fichajes pueden ser bastantes más complicados a parte del tema mercantil, desde una línea jurídica,, tributaria y laboral, debido a la gestión de operaciones nacionales e internacionales, porque en España , existe la denominada cláusula de rescisión del futbolista, para poder liberarse de su club mediante el pago una indemnización a su club, pero que nadie ejecuta por las complicaciones que tendría para el futbolista cuando tenga que acudir a liquidar el impuesto de la renta al año siguiente.

Vamos entonces a analizar de forma detallada, las dos soluciones que tienen los clubes a la hora de fichar a un futbolista, pagar un traspaso o el pago de la cláusula.

Pago de la Cláusula por el jugador

La cláusula de rescisión es la forma que tiene los futbolistas para liberarse de una relación laboral con su actual club, según el artículo 16 del Real Decreto 1006/1985, lo cual significa que el futbolista rescinde su relación laboral a cambio de una indemnización, al ejecutar el futbolista la cláusula en la Liga de Fútbol Profesional, poder negociar su fichaje con el club que quiera.

En la actualidad, Hacienda ha declarado que el abono de las cláusulas de los jugador hacia su club, no lleva consigo el pago del impuesto del IRPF, al entender que el pago que efectúa el futbolista es considerado una indemnización hacia club por dejarle rescindir el contracto actual y romper su relación laboral.

Anteriormente, se entendía que el jugador recibía el dinero por parte de su nuevo club para romper el contrato de forma unilateral, lo cual para Hacienda estaba considerado un rendimiento del trabajo que tenía que tributar en el IRPF, ya que el jugador tenia la residencia en España, en el momento que se realizaba la operación, aunque fuera traspasado a un club extranjero.

Vamos a ver el caso que ocurrió en 2002, cuando el Real Madrid  negociaba el fichaje de Ronaldo con el Inter de Milán, consulto a la DGT, si la operación del pago de la cláusula de rescisión estaba sujeta a IVA y IRPF, en el caso del IVA no está sujeto a esta tributación, porque entiende que es una indemnización del jugador al club., en cambio el problema viene en el impuesto de la renta, porque Hacienda entiende que es un anticipo de retribución salarial al jugador, con lo cual argumenta que está sujeto a retribuciones salariales y por consecuencia tiene que efectuar el pago del 43 %.

En cambio, los clubes interpretaban que el club abona mediante el pago de la cláusula en la LFP una indemnización al otro club, con lo cual entendía que era una operación entre personas jurídicas y por tanto no estar sujeto al IRPF. Los clubes para evitar el pago del IRPF, han propuesto alternativas a Hacienda, como en el caso de Figo, que argumento la concesión de un préstamo personal a favor del jugador por el importe de la cláusula de rescisión, o como en el caso anterior, los clubes argumentaban que era el club quien abonaba el importe, al ser persona jurídica, no tributaría por el IRPF.

Aunque en el mayor de los casos, los clubes negociaban el traspaso entre los clubes, para evitar que pagar el IRPF, que les suponía un mayor desembolso que efectuar el pago del IVA de la operación, con la nueva normativa, los clubes podrán ejercer el abono de la cláusula sin pagar ningún tipo de impuesto ni de IVA ni de IRPF, lo cual los beneficiará para contratar a jugadores por esta vía sin negociar con un club.

El último caso en el fútbol español, fue el fichaje de Javi Martínez del Athletic de Bilbao por el Bayern de Múnich, en el cual el club alemán consulto a la FIFA la tramitación de la operación, y utilizo el recurso del artículo 17.2 del Reglamento sobre el Estatuto y Transferencia de Jugadores de la FIFA, para lo cual efectuó el pago del montante de la operación en las oficinas de la LFP a favor del club al que pertenece Javi Martínez, en este caso a favor del Athletic Club de Bilbao , sin que el jugador interviniese en ningún momento en la operación, por el motivo económico que no tuviera el jugador que acabar pagando el 43 % de la cláusula en concepto de rendimientos de trabajo del IRPF.

Traspaso de jugador

La  modalidad principal es el traspaso del jugador a otro club, mediante el fichaje por una cuantía económica, siendo considerado una negocio jurídico que conlleva un contrato de compraventa, en el cual el club obtiene los derechos federativos del futbolista contratante, aunque hay una diferencia con el contrato de una persona trabajadora, ya que está sujeto a una relación laboral de naturaleza especial según el Real Decreto 1006/1985, de 27 de junio, al contratar los derechos federativos, y no su trabajo o persona, por ello esta circunstancia especial en la ley.

Pueden haber dos tipos de traspasos de jugador, el más normal es la venta del futbolista a otro club, y la otra opción es la cesión de los derechos del jugador durante un periodo de tiempo, por lo cual, se entiende como negocio jurídico ambas disposiciones.

Cuando se ha resuelto el traspaso del jugador, entra en acción el derecho laboral, en este caso de naturaleza especial, se finiquita el contrato laboral con el antiguo club, y se procede a firmar las nuevas condiciones con el club que ha contratado los derechos federativos del futbolista.

En el tema de impuestos, este negocio jurídico queda sujeta a la tributación del IVA a añadir a la cuantía pactada por el traspaso, según sea el tipo impositivo en el momento de la operación, muchos casos de futbolistas, que se negocia el traspaso por la cuantía de la cláusula de rescisión puede confundir a la prensa o aficionados al mundo del fútbol, pero en el tema del derecho es una venta , en el cual se incluye el IVA en la operación, y que el club comprador podrá deducirse en la tramitación trimestral del impuesto.